Guía de la Salud de la Provincia de Salta

Medicina Preventiva

 

volver a inicio INICIO Centros Médicos < Guía de Profesionales Hospitales <Oculistas < Odontólogos

 
 

Centros Médicos

Clínicas

Hospitales

Sanatorios

 
   
*

Fertilización   Tener un Bebe

La edad es el enemigo silencioso de la gestación: si una pareja en edad fértil mantiene relaciones sexuales no protegidas durante un año y no logra embarazarse, es tiempo de acudir a un especialista en fertilidad. A medida que pasa el tiempo las probabilidades de tener un bebé disminuyen dramática e implacablemente. Así de simple.

La tendencia de aplazar la maternidad para lograr metas profesionales está conspirando contra la posibilidad de que las mujeres sean madres de manera natural, como lo hacían las abuelas. Sin embargo, las parejas  están en las mejores manos del continente en materia de medicina reproductiva. Pero recuerde: no espere hasta los 40 años.

En una brega de placer, con un beso en un lunar, una caricia en el pliegue del cuello, en un abrazo más profundo que el dolor; así, se supone, ocurren los hijos. Guarecidos en la tibieza del útero, bajo el manto de la piel húmeda y aún convulsos los músculos del vientre, entre almohadas mullidas, cobijas mullidas, membranas mullidas, también, dicen, suceden los hijos. Pero cuando la naturaleza no responde con la precisión añorada, y tener relaciones sexuales el día que el calendario señala como correcto deja de ser una metodología efectiva para lograr el embarazo, es momento de buscar ayuda e iniciar un viaje al fascinante, hermoso y arduo universo de la reproducción asistida.

Gracias al poder arrollador de los avances tecnológicos, el laboratorio de biología sustituye a la pasión como escenario de la procreación. La vida entre pipetas, sin embargo, es creada con buenos porcentajes de acierto: mientras que de manera natural una pareja tiene entre 20% y 25% de posibilidades de lograr el embarazo durante un ciclo -en el que sucede la ovulación mensual-, la reproducción asistida garantiza cerca de 40% de probabilidades de éxito. La ciencia, al parecer, le está ganando la carrera a la naturaleza. En los laboratorios, los porcentajes de acierto están a la par de los mejores centros de fertilidad.
¿Por qué para las generaciones pasadas era tan fluida la tarea de convertirse en padres? Sencillamente, asumían la empresa desde más temprano. Ahora, cuando las parejas creen que es buen momento para tener hijos -ganan buen sueldo, compraron casa y auto, han logrado los más importantes retos profesionales,  resulta que es demasiado tarde. "La edad de máxima fertilidad es a los 24 años. Una pareja de 24 años tienen 25% de posibilidades de llevarse un bebé para su casa un día fértil. Es decir, en sólo uno de cada cuatro intentos la pareja perfecta logra quedar embarazada de manera natural". De aquí se deduce que, en condiciones normales, no es tan sencillo quedar embarazado. Lo que sí es, por supuesto, es gratuito. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la infertilidad se define como "la falta de embarazo luego de 12 meses de relaciones sexuales regulares sin protección" (Fuente: www.redlara.com). Esto aplica para mujeres menores de 35 años, ya que para las que entran en el rango de 35 a 40 años, el período de intentos no debe ser superior a seis meses, y las mayores de 40 años han de acudir de inmediato a la consulta de un experto en fertilidad. Estos datos son implacables y no admiten vistas gordas: la edad no miente y el tiempo no se detiene.

En Nueva York -cuna de las neurosis y tendencias que invadirán el mundo- está ocurriendo un fenómeno catalogado por la revista New York como "Baby panic". Los síntomas se evidencian entre mujeres maduras, profesionales y con exitosas carreras que, sin darse mucha cuenta, ya están pisando los 40 años. Las estadísticas de los médicos no dejan resquicio para las dudas: los hombres producen esperma toda su vida, las mujeres, en cambio, cuentan con una reserva ovárica que se agota y, sobretodo, se deteriora con los años. Entonces, estas neoyorquinas han decidido renunciar a sus trabajos y dedicarse, no sin pánico, a la tarea de ser madres a toda costa. "Luego de los 38 años hay una línea divisoria muy clara, ya los óvulos no son los mismos", aclara el punto de no retorno el Jorge Lerner, fundador de Unifertes, uno de los centros de fertilidad de la Clínica El Avila.

Los tratamientos de reproducción asistida suelen indicarse si se han descartado primero los procedimientos más sencillos y económicos, hasta que, luego de tres a seis intentos con cada uno, se pasa a otra técnica de mayor complejidad. Sin embargo, dependiendo del caso y de la causa de infertilidad diagnosticada, también se puede ir directamente al método considerado como más eficiente. Tanto los ciclos de estimulación ovárica con relaciones sexuales dirigidas como la inseminación artificial, se consideran técnicas sencillas y son relativamente económicas. Ya cuando se requiere que la fecundación ocurra fuera del útero de la mujer (Inseminación in vitro, Inyección intracitoplasmática de espermatozoide en el óvulo y la Transferencia de blastocitos) se trata de procesos sofisticados, llamados de alta tecnología. Evidentemente, es imprescindible que los pacientes estén correctamente informados sobre los métodos y sus alcances.

"Hay una falta de información increíble. Los mismos ginecólogos adolecen de información. Es muy importante que ellos sepan cuándo referir a los pacientes a un centro especializado de fertilidad, porque a veces llegan parejas que llevan seis o siete años intentando ciclos dirigidos con orientación de su ginecólogo, y cuando acuden a nosotros ya la mujer tiene 37 años", advierte el gineco-obstetra Sammy Bronfenmajer, fundador de Embrios, en el Hospital de Clínicas Caracas. Y peor que no saber, es temer: "Lo primero a vencer es la ansiedad, el temor. El hombre, por lo general, tiene mucho miedo a someterse a tratamiento. Muchas mujeres llegan solas a la consulta y dicen: 'Mi esposo dice que venga yo primero y que si es necesario, viene él", cuenta Lerner.

La verdadera ventaja de cada centro de fertilidad no será el número de equipos de última generación que tengan en sus laboratorios, ni el lujo de la infraestructura, sino el sereno conocimiento del tema que inspiren los médicos y biólogos que allí laboran. Finalmente, en sus manos está -literalmente- la apuesta más importante de la vida de la pareja que a ellos acude. Disfrutar seguros y esperanzados de la concepción de un bebé es la técnica más eficiente de reproducción asistida. 
"Tener un hijo debe ser un acto de amor"
.

Información extraída desde sitios Públicos de la Salud de Internet
En la Provincia de Salta, Ud. puede informarse de estos temas directamente con sus profesionales.  Pulse aquí

saltaguia@yahoo.com Visite Guia de salta    volver a inicio INICIO 

Escríbanos                            Home                                                                          Guia de profesionales



Publicidad - Sugerencias - Oportunidades de empleo Aviso Legal - Política de protección de datos -  info@saltaguia.com  Optimizado para resolución de 800x600. © Copyright 2000 - 2009 ,-Salta - Capital- Argentina -  "Saltaguia.com" all rights reserved. Prohibida su reproducción total o parcial.  mensaje para Web master